¿Cómo cambia la adicción al alcohol a nuestro cerebro?

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) han demostrado que la dependencia al alcohol de los ratones remodela sustancialmente toda la arquitectura del cerebro. Pero cuando se les privó de alcohol, los ratones mostraron una mejor coordinación de la actividad cerebral coordinada y una menor modularidad.

Los hallazgos, publicados en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, también identificaron varias regiones del cerebro relevantes al consumo de alcohol que previamente no se habían relacionado con esta sustancia, proporcionando nuevos objetivos de investigación para una mejor comprensión y tratamiento de la dependencia del alcohol en humanos.

«La neurociencia de la adicción ha hecho enormes progresos, pero el enfoque siempre ha sido en un número limitado de circuitos y neurotransmisores cerebrales, principalmente las neuronas dopaminérgicas, la amígdala y la corteza prefrontal. Nuestros resultados confirman que estas regiones son importantes, pero hemos visto que es como estudiar el sistema solar y luego descubrir que hay un universo entero detrás de él. Demuestra que si realmente quieres entender los mecanismos neurobiológicos que conducen a la adicción, no puedes sólo mirar un puñado de regiones del cerebro, necesitas mirar el cerebro entero», explica el autor principal del trabajo, Olivier George.

Según este investigador, sus hallazgos ahondan aún más en la idea de que la adicción es más una condición psicológica o una consecuencia del estilo de vida. «La remodelación en todo el cerebro observada aquí no es ‘normal’. No se observa en un animal que bebe de forma recreativa. Solo en animales con un historial de dependencia del alcohol. Tal disminución de la modularidad del cerebro se ha observado en numerosos desórdenes cerebrales, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, lesiones cerebrales traumáticas y trastornos de convulsiones», detalla el científico.

La modularidad cerebral es la teoría de que hay regiones funcionalmente especializadas en el cerebro responsables de diferentes procesos cognitivos específicos. Por ejemplo, los lóbulos frontales del cerebro humano están involucrados en las funciones ejecutivas, como el razonamiento y la planificación, mientras que el área del giro fusiforme, ubicada en la parte posterior inferior del cerebro, está involucrada en el reconocimiento de las caras.

La modularidad reducida probablemente interfiere con «la actividad neuronal normal y el procesamiento de la información y contribuye al deterioro cognitivo, la angustia emocional y el deseo intenso observado en ratones durante la abstinencia del alcohol», explica Oliver George. Debido al formato de la prueba, los investigadores puntualizan que no estaba claro si la modularidad reducida era permanente. «Hasta ahora, solo sabemos que dura al menos una semana de abstinencia. No hemos probado duraciones más largas de abstinencia, pero es uno de nuestros objetivos», concluye.

Fuente: lasdrogas.info

 

Menú

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by